Cómo ser un ejemplo a seguir

Cambiar el mundo, la sociedad, la manera de reflejarse cada situación y continuar evolucionando hacia un sistema más humano y cercano, es cuestión de verlo y apreciarlo desde un enfoque diferente. Se trata de un proceso que se debe producir desde el interior (de dentro hacia fuera) y no siendo simplemente meros observadores de todo cuanto nos rodea.

De poco o nada sirve continuar quejándonos de la cantidad de tragedias que suceden a nuestro alrededor, del deterioro humano que se está produciendo en cuanto a empatía, solidaridad o una educación que cada vez brilla más por su ausencia en diversos lugares. Si te mentalizas que cada vez que sales a la calle y te muestras al mundo eres observado, adquieres el poder de hacer un llamado importante al cambio y progreso social con pequeños gestos que puedes aportar en tu día a día.

Si nos centramos en asumir el 100% de responsabilidad de nuestra vida y nuestras circunstancias, empezará el verdadero cambio.

Algo tan sencillo como encontrarte un envoltorio de comida en el suelo y recogerlo para depositarlo en el cubo de basura más cercano tiene el poder de causar un gran impacto. Es evidente que no te vas a parar por todos los rincones para recoger cada envoltorio que encuentres, pero de pequeños gestos voluntarios se van sumando otros y de manera gradual tu impacto en la sociedad cada vez será más influyente y mucho mayor.

Aunque no lo creas, tu presencia y tus actos en lugares públicos como la calle, el parque, en una tienda, en el centro comercial… son observados, y seguramente algún niño se esté fijando en ti en cualquier momento. Determina el impacto que puedes causar a los ojos de un niño cuando compartes una sonrisa, saludas con educación, cruzas el semáforo respetando el momento, arrojando la basura en el contenedor…

La educación no solo proviene de la escuela ni de las familias. La calle educa, la gente educa, para bien o para mal, pero así sucede.

Procura ser el ejemplo que te hubiese gustado tener en algún momento de tu vida.

Con cariño,

Capitán Quirós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s