Con excusas no hay progreso

El fracaso está alimentado de las mejores excusas.

CAPITÁN QUIRÓS

Cada vez que empleas una excusa te alejas de ti mismo. Cada pensamiento que proviene del corazón, las famosas “corazonadas“, forman parte de lo que tú eres, tu esencia. Las excusas no provienen del corazón, nacen de la mente, que a su vez se alimentan del miedo y la incertidumbre.

Si te detienes a analizar cada vez que quieres empezar un proyecto o tienes una idea inspiradora, te sientes animado y enérgico, ¿verdad?. ¿Qué sucede al poco tiempo después? Pues sucede que aquellas ideas e inspiraciones que estaban repletas de felicidad las empiezas a ver menos nítidas, más borrosas y empiezan a surgir pensamientos negativos como: no creo que sea tan buena la idea, no me veo capaz, no tengo tiempo para este proyecto, no tengo dinero para conseguirlo, debería desistir, etc.

Estos pensamientos negativos son solamente excusas, no son ciertas. Es tu mente queriendo que no avances, que te quedes donde estás porque se siente segura en una zona de confort donde llevas estancado tanto tiempo. Progresar supone cambiar rutinas, métodos, creencias… Y eso conlleva a miedo, inseguridad o cobardía. Por lo tanto, las excusas te llevan al estancamiento, porque cada idea que desestimas, cada paso que no avanzas provoca que no progreses, y no progresar forma parte de fracasar. El fracaso no es intentarlo y que te puedan salir mal las cosas sino que desistas a la primera de cambio o incluso antes de comenzar. Eso es fracasar.

Ahora bien, ¿qué sucede cada vez que apartas las excusas a un lado y actúas en consecuencia y valentía por lo que quieres? ¿Sabes la respuesta?

FELICIDAD. Progresas y avanzas, y eso te llena de alegría, de autoestima y satisfacción. Es por eso que el progreso de uno mismo nos hace felices; no eres más feliz porque alguien te valore lo que conseguiste, aunque también, sino que sobre todo eres más feliz porque te sientes realizado, y eso es algo que proviene de tu interior y te llena más que cualquier cosa externa.

Con cariño,

Capitán Quirós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s