Vivir intensamente

Todo aquello que ha sido vivido intensamente permanecerá para siempre.

Capitán Quirós.

Llegará un día que despiertes con una vida entera a tus espaldas. Te sentirás estafado, confundido, te cuestionarás cómo fue posible que el trayecto durara tan poco…

Alcanzado este punto, te encontrarás a ti mismo realizándote la pregunta más importante de tu vida: ¿Mereció la pena todo lo que dejaste de vivir por miedo a perder? Si eres sincero contigo mismo seguro que hubieses preferido vivir con derrotas que no haber experimentado ninguna de ellas.

Ahora, te propongo que busques una imagen donde aparezcas solo o acompañado de algún ser querido: familiares, amigos, mascotas… Puede ser una fotografía de tu infancia, en el colegio, en el parque, en el trabajo, de vacaciones…

Por favor, detente a observar conscientemente esa imagen y responde las siguientes cuestiones: ¿qué sientes en tu interior? ¿Qué recuerdos te invaden? ¿Ese preciso instante fue un momento feliz?

Si te invaden gratos recuerdos de esa imagen y sientes una paz especial al recordar lo vivido, fue un momento verdadero, mágico. Un instante que sucedió y quedó especialmente atrapado para siempre en una fotografía. ¿Acaso no es maravilloso tener capturado un momento así de emotivo y poder disfrutar de ello cada vez que lo observes? Así de simple pero tan grandioso a su vez si te detienes a pensarlo.

La vida no es más que eso, instantes. Momentos que duran un soplo de viento pero que llegan a marcar el alma.

La vida es la recopilación de todos los momentos vividos. Tienes el poder de decidir cómo quieres que sean esas fotografías que te acompañarán el resto de tu vida. Tú escoges si serán imágenes felices, tristes, divertidas, borrosas, emotivas… y esa decisión, será la elección que tuviste sobre cómo decidiste vivir tus días.

Recuerda, además, el inmenso poder que tienes de influir en los demás, tu propia vida, tu propio álbum vital será el legado que dejes al resto. No lo descuides, porque no regresa. Es importante tener esto presente para procurar ser cada día una mejor persona.

Por ello y como en cada grato recuerdo, todo aquello que ha sido vivido intensamente permanecerá para siempre y no caerá nunca en el olvido. Vive intensamente tus días, llena tu cabeza de grandes recuerdos. Colecciona el mayor álbum de instantes de tu propia vida y cuando pase el tiempo y eches la vista atrás, te sientas orgulloso del camino recorrido y de tener la conciencia tranquila de haber vivido intensamente cada momento.

Con cariño,

Capitán Quirós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s